¿El asnef es un problema en la refinanciación de deudas?

¿Puede el asnef ser un problema en la refinanciación de deudas?

Claro que puede, te vamos a mostrar incluso como si influye de manera importante a la hora de realizar una de estas tramitaciones.

Porque si ya de por si refinanciar deudas es complicado como para encima hacerlo estando en el asnef o algún registro de morosidad.

El asnef como registro de morosidad que es siempre suele influir para mal a la hora de llevar a cabo algún tipo de gestión financiera.

Solo en el caso de querer tramitar alguno de los préstamos con asnef que nos podemos encontrar es posible que no sea un problema esto, pero ya no hablaremos de la refinanciación sino de otra opción financiera.

Si tramitas un préstamo con asnef es evidente que no estarás gestionando la refinanciación de préstamos al ser cosas diferentes.

Refinanciación y como el asnef acaba por complicar las cosas.

El problema de estar en asnef es que cuando vas a una financiera ya sea el mismo acreedor que tienes o una nueva empresa para intentar la refinanciación solo por asnef ya acaban denegándola.

Una de las razones que siempre damos en refinanciación-deudas.es para no perder tiempo en las tramitaciones es para evitar estas cosas.

Clientes que podrían haber intentado refinanciar sus deudas antes de acabar en asnef pero por no haber priorizado estas gestiones acaban por tener deudas.

Lo ideal es que si tienes que gestionar una refinanciación lo hagas sin estar en asnef pues sino directamente muchas financieras te rechazaran solo por esto.

Y si os digo la verdad me parece hasta lógico, ¿Qué crees que piensa la financiera en una refinanciación si estas en asnef?

Pues que la empresa considera que si hace la operación acabaran más tarde de la misma forma que los otros acreedores.

Fijaros lo que os digo que si estas en algún listado de este tipo sea el que sea es mejor que intentes la operación directamente con los acreedores que tienes.

Si tienes una deuda en el registro y necesitas refinanciar una operación es posible que tu acreedor este mucho más dispuesto.

Depende de la probabilidad o riesgo de impago que considere tenga la operación y su capacidad para recuperar el dinero.

En caso de comprobar que la probabilidad de impago es alta pudiendo tener luego problemas para cobrar la deuda es probable que acepten.

Sobre todo si no pierden dinero por llevar a cabo la refinanciación ya que hay que considerar que estas operaciones se hacen generalmente para ganar plazo.

Cuando uno intenta conseguir las refinanciación de préstamos es porque intenta ganar más tiempo porque el plazo que ha firmado con anterioridad no se adapta a su situación.

En los microprestamos por ejemplo es un tipo de operación habitual aunque ellos no lo llaman de esta manera, lo llaman renovación o prorroga.

Pero más o menos es lo mismo, es intentar refinanciar un préstamo que saben acabara impagado para con ello evitarlo.

Como recomendación final te diré que si puedes contratar a un asesor financiero para que te lleve todo esto hazlo ya que es de las gestiones financieras más complicadas que te puedes encontrar.

Refinanciacion deudas y agrupación prestamos

Deja un comentario