Cambiar de hipoteca bancaria

Aunque no es una práctica común a veces compensa llevar a cabo una operación como esta en el sector financiero. ¿Por qué compensa cambiar de hipoteca bancaria?

No hay una sola razón que explique esto, puede haber muchas de hecho.

Lo que si es necesario que tengas claro es que hablamos de cambiar una hipoteca por banco por otra también bancaria.

Porque no solo hay préstamos hipotecarios bancarios, también hay otras financieras que pueden llegar a firmar estos créditos.

Suelen ser créditos hipotecarios más caros pero en donde a cambio las personas pueden acceder a créditos que de otra manera no podrían acceder.

¿Cómo podemos cambiar de hipoteca bancaria?

Existen formulas como por ejemplo puede ser la de subrogación hipotecaria.

No obstante aquí más que entrar en temas técnicos lo que queremos es que conozcas las cosas que tienes que tener en cuenta.

La principal es que no se trata de un tipo de operación financiera sencilla.

No solo porque los bancos no están muy por la labor de firmar hipotecas, también es debido a que con la nueva financiación tienen que cancelar la hipoteca de otro banco.

Si hay algo que poco gusta a las entidades bancarias es cancelar los préstamos de otras entidades financieras.

De todas maneras las cosas en ese sentido están muy claras.

¿Qué tener en cuenta al cambiar de banco?

No solo tienes que fijarte en las condiciones del préstamo, también en todo lo demás.

Por ejemplo, hay muchas personas que cambian de banco y por tanto de hipotecas por el tema de las comisiones en sus cuentas corrientes y no tanto por las condiciones de financiación.

Bancos y préstamos habituales, préstamos bancarios, refinanciacion deudas, agrupacion préstamos, bancos, créditos bancarios, préstamos particulares, credito

Clientes que a lo mejor tienen todo domiciliado en su entidad bancaria y por pasar la hipoteca a la entidad ven mejoradas sus condiciones en las cuentas.

Vemos casos como estos todos los días aunque tampoco es la única razón ni el motivo más frecuente.

Generalmente cuando una persona plantea cambiar la hipoteca de banco es porque necesita mejorar las condiciones financieras que tiene con su actual entidad bancaria.

Muchas veces este cambio de banco está motivado por la negación de la entidad actual en llevarle alguna gestión.

Por ejemplo, si el cliente necesita ampliar el plazo del crédito hipotecario resultando la operación denegada en su banco es probable quiera cambiar de entidad.

De todos los motivos que hemos visto seguramente este sea el más frecuente de todos ellos.

Porque el intentar mejorar las condiciones del crédito en forma de tipos de interés no es una gestión habitual.

La mayoría de personas se han dado cuenta a lo largo de los años que intentar modificar el tipo de interés en un crédito ya firmado no tiene ningún sentido.

Sin embargo el plazo ya es más fácil.

¿Merece la pena comparar bancos al llevar a cabo una de estas gestiones?

En nuestra opinión más que comparar bancos lo que tendrían que hacer es primero saber que entidades permiten hacer estas gestiones.

De nada sirve comparar préstamos hipotecarios si luego dichas entidades no aceptan llevarnos la operación.

Refinanciación deudas