Hipotecas de capital privado y razones para usarlas

Que las hipotecas de capital privado siguen creciendo en nuestro país es algo que ya nadie duda.

Mientras que antes era vista como una opción de financiación lejana para la mayoría de personas hoy ya no se ve del mismo modo.

Sin duda el abaratamiento de dicha financiación hasta niveles nunca vistos ha ayudado en todo esto.

Porque el coste que actualmente vemos en los préstamos hipotecarios privados no tiene nada que ver con el visto hace apenas 10 años.

A medida que han pasado los años las hipotecas privadas han ido reduciendo los tipos de interés.

Hoy día por ejemplo es habitual firmar estas hipotecas con tipos de interés que no supone el 12% anual.

Y antes creerme cuando os digo que no era así, los inversores y demás prestamistas particulares solían exigir condiciones más altas.

También tiene mucho que ver el aumento de la competencia que se ha producido en los últimos años aunque la razón principal son los cambios por ley.

Hipotecas de capital privado ¿Cómo hacer un uso responsable de las mismas?

Si quieres hacer un buen uso de estos préstamos hipotecarios os vamos a mostrar a continuación algunas de las opciones que tenéis.

Hipotecas privadas para realizar una agrupación de préstamos: Es una razón de peso para tramitar una hipoteca de este tipo sobre cualquier otro préstamo.

La ventaja de estos créditos hipotecarios es que cuando el cliente tiene una situación delicada como es un endeudamiento alto no tiene porque ser un problema.

Así como las entidades bancarias si tienen en cuenta el nivel de deuda del solicitante de financiación no pasa lo mismo en estos otros créditos.

Hipotecas de capital privado

A través de la firma de hipotecas los clientes lo que hacen es agrupar todas las deudas que tienen en una solo.

No obstante para que la firma de la hipoteca de capital privado tenga sentido la nueva financiación tiene que tener mejores condiciones que aquello que pretende cancelar.

O por lo menos que al final en el pago de la cuota todo esto le suponga un ahorro.

No solo hay que tener en cuenta los tipos de interés en los créditos, otras variables como los plazos o incluso la posibilidad de carencia también se tienen que valorar.

Otra de las razones para tramitar este tipo de préstamo hipotecario seria para cancelar deudas impagadas.

De hecho, cuando el que pide el dinero está en algún listado como puede ser el asnef o bien necesita cancelar deudas es uno de los préstamos que siempre se recomiendan.

Y es normal, actualmente es de los pocos préstamos que se pueden tramitar en situaciones como estas no siendo esto un problema.

A través de banco o por financieras al consumo todo esto se convierte en un problema, no así en las empresas de capital privado.

También se suelen usar las hipotecas particulares para con ello firmar dinero rápido.

Es decir, cuando la persona lo que necesita es financiación al instante la opción de los préstamos con aval de inmueble suele ser interesante.

Y todo pese a que la velocidad de tramitación ya no es la misma que la vista hace unos años atrás.

Hace años firmar una de estas hipotecas de capital privado se hacía en dos días, hoy en cambio en torno a una semana.

Deja un comentario