Préstamos personales y la dificultad para agrupar

Si hay algo complicado actualmente cuando uno busca conseguir dinero es poder agrupar créditos mediante préstamos personales o préstamos sin aval.

En refinanciación-deudas.es queremos que sepas los motivos de porque gestionar préstamos personales para situaciones como esta no es una opción realista.

Los préstamos personales tienen muchas ventajas sobre los créditos con aval pero desde luego para llevar a cabo una agrupación de deudas no es una de ellas.

En otros artículos en refinanciación deudas ya explicamos como uno debería de tramitar créditos sin aval solo en caso de necesitar liquidez.

Si quien hace la tramitación está buscando solventar problemas financieros complejos intentar gestionarlo a  través de un préstamo personal actualmente es no ser realista.

No lo es porque el mercado de la financiación incluso el del capital privado está poniendo cada vez más exigencias a los clientes que piden dinero.

Se hace debido a las críticas que han recibido numerosas financieras particulares por conceder préstamos con demasiada facilidad.

Entre estas financieras tenemos que destacar a las empresas de microprestamos siendo las primeras que están actuando de esta forma.

Ahora se exige más, no solo con respecto a los ingresos del cliente sino también en los avales.

No solo se está dando en la firma de préstamos personales, en los hipotecarios está pasando lo mismo.

Los préstamos personales y el poco uso para agrupar deudas

¿Estás buscando agrupar tus deudas o préstamos? En ese caso intentar la operación a través de un préstamo sin aval no creo que sea la mejor opción.

Primero porque esta financiación no está hecha para esto y segundo porque la oferta financiera es mínima.

La oferta de préstamos personales sin aval todo sea dicho para importes medios y grandes pues es evidente que en los préstamos de reducido importe la oferta si es extensa.

Es en los créditos personales de importes medios donde de verdad empezamos a ver una reducción de la oferta.

Si además de lo que hablamos es de préstamos sin aval para agrupar o cancelar otros créditos la situación empeora todavía más.

Ninguna financiera o casi nadie está interesado en ofrecer este crédito sin aval, más ahora cuando casi todos los prestamistas que antes lo ofertaban se han pasado a los préstamos con aval tras los últimos acontecimientos.

La menor rentabilidad en los préstamos personales privados es el desencadenante de todo esto.

Al ser los préstamos sin aval menos rentables para el riesgo que asume el prestamista o inversor han pasado a dejar de ofrecerlo.

Y no es que hayan desaparecido pues siguen firmando préstamos, la diferencia está en que la mayoría ahora solo lo hacen con aval.

También explica esto la reducción en los tipos de interés en los préstamos hipotecarios, a la mayor oferta existente con la entrada de estos nuevos inversores.

A las financieras particulares que son las que suelen ofrecer los préstamos difices entre ellos la refinanciación de deudas y agrupación de préstamos no les hace gracia ofrecer préstamos sin aval.

Menos todavía si con esa nueva oferta van a perjudicar algunos de sus créditos con aval.

Las empresas que vemos en el mercado privado ofrecen todas la agrupación de préstamos con aval, ofrecerlo sin aval solo les perjudicaría siendo la razón de porque no lo hacen.

Refinanciación deudas y Agrupación préstamos

Deja un comentario