Refinanciación deudas, ¿Qué es?

¿Sabes lo que es la refinanciación de deudas? No te preocupes si no lo sabes pues desde refinanciacion-deudas.es vamos a explicarte en qué consiste todo esto.

La refinanciación de deudas o refinanciación de préstamos consiste en cancelar los préstamos o deudas que tenemos encima sustituyendo los mismas por un nueva deuda ya sea en forma de préstamos o bajo cualquier otro formula.

Lo habitual en ese sentido es que la refinanciación  de deudas se lleve a través de préstamos que usamos para cancelar los anteriores préstamos o deudas que pudiéramos tener por otros más flexibles.

¿Cuándo se hace una refinanciación de deudas?

Por poder lo puedes hacer cuando quieras aunque por experiencia es habitual que se haga cuando necesitamos cancelar deudas impagadas o bien cuando queremos quitarnos un préstamo caro por otro más barato.

Por eso se dice que la refinanciación de deudas muchas veces se confunde con la agrupación de préstamos aun siendo préstamos realmente diferentes.

La refinanciación es algo que de hecho puede hacerse con la misma entidad acreedora con la que tenemos firmada la deuda.

Es decir, si tú tienes una deuda por ejemplo un préstamo personal con una entidad bancaria y deseas cambiar las condiciones de dicha financiación puedes solicitar la refinanciación de la deuda con dicha entidad a  ver si te la aceptan.

Porque refinanciar básicamente es cambiar las condiciones de una deuda o un préstamo por otras diferentes.

Es evidente que si se mantuvieran las mismas condiciones del préstamo llevar a cabo una refinanciación carecería al 100% de sentido.

La refinanciación tiene que partir de una lógica pues en caso contrario es mejor no hacer nada.

Hay que tener en cuenta que este tipo de gestiones muchas veces lo que provocan es un aumento de endeudamiento ya que al firmar una nueva financiación los clientes vuelven a pagar comisiones, gastos por la firma del crédito.

De ahí que se diga que la refinanciación de préstamos al igual que otros préstamos como la agrupación solo deba llevarse a cabo en situaciones donde se sabe muy bien lo que se quiere.

¿Refinanciar deudas impagadas?

Es también una opción aunque como es lógico es también más difícil de conseguir.

A nivel de tramitación para la financiera no es lo mismo tener que refinanciar deudas estando estas impagadas que cuando esta al día.

Ahora mismo financieras que estén dispuestas a refinanciar deudas sin aval hay pocas, y tanto las de con aval como las de sin aval siempre harán la gestión a través del capital privado.

Las entidades bancarias y financieras tradicionales las tenemos que descartar por completo al no ser un tipo de financiera acostumbrada a llevar a cabo estas gestiones financieras.

Lo ideal desde el punto de vista de una financiera es que la refinanciación venga por una intención de cambiar de entidad acreedora y no por un impago.

Hay personas que pueden querer cambiar simplemente de acreedor porque consideran que no les interesa seguir con ellos.

Y es aconsejable que si esto lo llegas a hacer siempre lo hagas cuando la deuda esta al día y no cuando esta impagada.

Refinanciación deudas y Agrupación préstamos

Deja un comentario