Refinanciar deudas en España

Si lo que buscas es refinanciar deudas en España lo primero es asumir que no todas las financieras pueden llegar a hacer una refinanciación de deudas.

Lo habitual es que casi todas las financieras digan no a este tipo de solicitudes.

Solo aquellas operaciones en donde los clientes acuden a financieras de capital privado también llamadas como financieras particulares es posible lograrlo.

Es necesario que antes de pedir ningún préstamo para refinanciar otras deudas lo tengas claro pues es habitual que las personas hagan solicitudes en sitios erróneos.

El problema con el que te puedes encontrar en caso de hacer una mala solicitud sobre todo es la que tiene que ver con la pérdida de tiempo.

Que no es poca además, la refinanciación de deudas suele caracterizarse por no ser un tipo de préstamo rápido.

La refinanciación de deudas no es un préstamo rápido

Sin duda muchos de los que no estáis leyendo ahora mismo seguramente os llevéis alguna decepción con respecto a este tema pero hay que entender que refinanciar deudas no es un tipo de gestión fácil.

Sobre todo cuando de lo que estamos hablando es de la refinanciación de préstamos que están impagados.

Si se trata de una refinanciación de deudas impagadas el problema con el que te puedes encontrar es el hecho de que prácticamente todas las financieras a las que acudas te pedirán avales para poder iniciar la tramitación.

Muy pocas son las financieras que pueden aceptar tramitar préstamos sin aval sin contar con avales o garantía en caso de tener una deuda impagada.

Además, dentro de las deudas impagadas que pueden tener una persona o empresa hay deudas peores que otras.

Por ejemplo en el sistema financiero el peor tipo de deudas que puedes tener es por un crédito impagado.

¿Por qué son las deudas peor consideradas dentro del mercado?

Lo son porque son otras financieras las que han sido afectadas por el impago.

Cuando una financiera recibe una solicitud de préstamo por parte de un cliente que tiene un crédito no pagado lo primero que pensara es,

¿Si le firmo un préstamo me dejara a mí también el impago?

Porque la teoría dice que cuando una persona no paga un préstamo es porque no puede pagarlo, por tanto, tramitar uno nuevo quizás no sea de todas las opciones algo que las financieras consideren como lógico.

Lo positivo es que al igual que podemos encontrarnos con financieras que ponen mil problemas a la hora de tramitar uno de estos créditos también vemos otras que si aceptan gestionar estas operaciones.

En la refinanciación de deudas aquí lo que tienes que buscar sobre todo son las financieras particulares también llamadas como financieras de capital privado las cuales si pueden llegar a hacer estas operaciones.

Algunas lo harán con aval ( el 95%) otras en cambio podrán intentar sacar la operación adelante sin aval.

En los préstamos personales sin aval hay que entender que si la deuda esta impagada las pocas empresas que lo acepten solo firmaran pequeñas cantidades de dinero.

A día de hoy no sabemos de ninguna financiera que pueda firmar uno de estos préstamos cuando hay impagos y por cantidades elevadas.

No lo hay porque directamente no se fían, y aquí da igual la solvencia del cliente, si no hay avales no hacen la operación.

Refinanciación deudas y Agrupación préstamos

Deja un comentario